• Maria José: Ser madre es ejercer la vocación sin descanso
  • Sandra: Sentirme libre para criar mis niños
  • Maria José: Sólo cuando te tuve por primera vez en mis brazos, puede comprender el significado de la palabra madre
  • Sandra: odos mis cariños son para mis niños
  • Maria José: Ser madres es precouparse  por todo
  • Sandra: Aquí compartimos nuestras experiencias como mamás

16-04-14 escrito por Ser la mala de la película en lugares públicos

Ya ha vuelto el buen tiempo y con ello el parque y el contacto con las mamis de la urbanización. El otro día hablando con la madre de una amiga de Carlota me comentó que estaba preocupada por tener que castigar a su hija en público y, por supuesto, por sentirse observada y juzgada por el resto de las personas que hay alrededor.

Ser la mala de la película en lugares públicos

Lo único que le pude comentar es que es un problema que nos ha tocado a todas las mamás en un   momento dado. Todavía me acuerdo de lo mal que lo pasé el primer día que tuve que castigar a Carlota en mitad del parque, de las miradas y las críticas de las personas de alrededor. Estuve durante mucho tiempo pensando que a lo mejor me había pasado, que no debería haberla castigado, que, como me comentaban el resto de las madres, Carlota era muy pequeña y que no se enteraba de nada. Después de meditarlo, me di cuenta que no puedes permitir que la presión social te impida hacer lo que crees que tienes que hacer, es decir, dejar de castigar o reñir a tu hija porque el resto de personas te van a mirar mal o, en su defecto premiarla y decirle lo bien que ha hecho. Está claro que no me gusta ser el centro de atención, pero en ocasiones es inevitable.

Lo más gracioso es que muchas veces somos las madres de otros niños las que no nos damos cuenta y con nuestras miradas estamos juzgando lo que hacen el resto de padres. Sé que la forma de educar a nuestros hijos es muy personal y que en muchísimas ocasiones chocan con las del resto, pero, de una manera u otra, todos hemos pasado por el bochorno de tener que reñir o castigar a nuestros hijos en algún lugar público.

Por supuesto existe el factor público que hace que nuestros hijos se sientan con más derecho para desautorizarnos y hacer lo que les viene en gana. Al final, si algo he aprendido es a no ceder con Carlota, aunque estemos en el parque, la calle o en casa de los abuelos. Está claro que siempre les permites algo más, pero el límite lo tienes que marcar tú y no tú hijo.

 

¿Vosotras os habéis sentido en alguna ocasión como la mala de la película?

Imagen de Flickr por xurde

15-04-14 escrito por Ejercicios fitball para hacer en casa

Mantenerse en forma es uno de los “obligatorios” a la hora de quedarte embarazada. Si hay algo que controlan a rajatabla hoy en día, es el aumento de peso durante el embarazo. En cada cita con el tocólogo o la matrona es algo que no pasan por alto. Además de cuidar la alimentación, que a veces es complicado porque nos damos muchos más caprichos de los que nos daríamos en condiciones normales, tenemos que combinarlo con algo de ejercicio físico.

En mi caso, antes de quedarme embarazada practicaba aeróbic, actividad desaconsejada totalmente por mi matrona, ya que realizaba multitud de movimientos contraindicados para el correcto desarrollo del embarazo. Natación, bicicleta o caminar son tres de las opciones que barajé. La primera me encanta, pero tengo miedo a practicarla por miedo a los resbalones y las malas caídas. La bicicleta era una buena opción, pero después de oír algún caso que prefiero no contaros, también lo descarté. Sin embargo caminar me parece una forma muy sana, sencilla y sobre todo barata, de mantener nuestro cuerpo en forma. No siempre tengo tiempo, pero procuro obligarme a ello diariamente.

Complementando a ese ejercicio aeróbico, están los famosos ejercicios de fitball. Yo nunca había hecho pilates ni utilizado la pelota, pero me convencieron de que realizar estos ejercicios tiene dos beneficios: ayuda a la hora del parto y educa el suelo pélvico para las posteriores pérdidas de orina, que al parecer son bastante habituales.

Yo compré la pelota en Decathlón, pero imagino que las haya en multitud de sitios. Por menos de 20€ tienes algo que te va a ser realmente útil en tu embarazo. Uno de los ejercicios que tienes que hacer es la contracción de los tres orificios: el uretral, el vaginal y el anal. Lo hacemos en repeticiones de 10 cada una. La pelota es útil en este caso porque nos ayuda en cuanto a comodidad para hacer los ejercicios, apoyándonos sobre la zona que estemos trabajando en cada momento.

Pelota Fitball

El siguiente ejercicio que vamos a hacer es uno para favorecer la elasticidad y movilidad de nuestra pelvis. Nos sentamos en la pelota de fitball con las piernas abiertas y, manteniendo la espalda recta y las piernas flexionadas, nos vamos hacia delante y hacia detrás, moviendo exclusivamente la pelvis. También podemos hacerlo en movimientos circulares, estirando la pierna a ambos lados.

Por si fuera poco, la pelota de fitball es genial para la hora de las contracciones. Cuando sientas una, ponte sobre la pelota y da pequeños saltos ¡dicen que es una maravilla! De hecho, en casi todos los hospitales, se la están ofreciendo a las embarazadas.

Foto. Pelota fitball decathlon

Publicado en Embarazo, Mujer

Etiquetas: , ,

14-04-14 escrito por La importancia de leer un cuento antes de dormir

¿Es importante leer un cuento o hablarles a nuestros hijos? Es una pregunta que me hago habitualmente. Normalmente le solemos leer un cuento a Carlota cuando está acostada en la cama para que se relaje antes de dormir, aunque no suele ser una buena idea, ya que le gusta intervenir en el cuento y se altera más que relajarse.

La importancia de leer un cuento antes de dormir

Un estudio elaborado por la Dra. Anne Fernald, de la universidad de Stanford de California, y publicado en Daily Mail, recalca los beneficios de hablar a los bebes.

Personalmente, siempre he hablado muchísimo con Carlota, incluso cuando era una recién nacida. Todavía recuerdo los primeros días en casa, cuando nos sentábamos en el sofá papá, mamá y Carlota y le contábamos lo que íbamos hacer. Por supuesto, ella no entendía nada de lo que le decíamos, pero era un momento muy entrañable y familiar. En muchas ocasiones familiares me han tratado como si estuviese loca, ya que me decían que era un bebe y que no se enteraba de lo que le decía, pero a pesar de las críticas, es una costumbre que hemos integrado en la rutina familiar. Según va pasando el tiempo es más difícil dar con el momento idóneo para poder charlar tranquilamente con Carlota, sin televisión, música o juguetes que nos distraigan. Pero hemos dado con la solución y utilizamos el momento de las comidas. Independientemente de que comamos todos o sólo Carlota, nos sentamos en la mesa y hablamos de nuestro día.

Actualmente estamos intentando integrar la lectura dentro de la rutina familiar y que se convierta en un momento especial. Hemos empezado sentándonos los tres en el salón, dejándole decidir si quiere que le leamos un cuento o que lo lea ella sola. Lo que hemos podido comprobar es que los fines de semana le encanta contarle sus cuentos favoritos a sus muñecos para que se duerman a la hora de la siesta y, por supuesto, si hay suerte librarse de dormirse ella.

¿Vosotras les contáis cuentos?

Imagen de Flickr por Amanda Truss /clash

11-04-14 escrito por Ropa para una boda: ¿Qué le puedo poner?

Este año tenemos cuatro bodas y me estoy volviendo loca para ver que ropa le pongo a Carlota. El problema con el que me he encontrado es que o te venden vestidos muy arreglados, de ceremonia, o son vestidos normales a los cuales les puedes poner algún complemento para que sean más arreglados.

5626053665_54535b5da6

Las cuatro bodas son muy diferentes por lo que no me sirve el mismo vestido. Tenemos desde la típica boda de tarde, hasta una más informal en la finca de un amigo. Lo que me da mucha rabia es gastarme mucho dinero en comprar un vestido de ceremonia que lo va a usar ese día y nunca más, así que estoy repasando las opciones que existen para ahorrarme algún dinerillo y que Carlota este guapísima.

La primera opción y más económica es todo un clásico: ver qué amigos, conocidos y familiares te pueden prestar el vestido, muy al estilo del intercambio de ropa que en su momento propuso mi compañera de blog, María José. La segunda es mirar en tiendas de segunda mano. Por lo que he podido comprobar, existen multitud de tiendas de ropa infantil en las que puedes elegir el modelito perfecto para los más pequeños, ya sea un vestido de boda o un chándal para ir al colegio.

Las tiendas que más me han gustado son:

Percentil: Es una tienda online en la que puedes comprar ropa para niños, niñas y mamas. Es una aplicación muy sencilla en la que puedes filtrar por talla, tipo de ropa, si es para niño o niña. Por lo que me ha comentado mi cuñada, la ropa está muy bien y hasta ahora nunca ha tenido ningún problema con el envío o productos que ha comprado.

Panacoderas: Es una tienda online que hay dos apartados diferentes. Uno el catálogo donde puedes comprar la ropa y otra que es el tablón. En el tablón de anuncios la gente pone las cosas que venden, quieren o regalan.

Quiquilo: Es una web muy parecida a Percentil, pero que en esta ocasión no vende ropa para las mamis.

Segundamanita: Más que una tienda es una web donde la gente regala los objetos que les sobran. Ropa, juguetes,…

Menudaropa: Es una tienda online en la que podemos ver ropa para niños y niñas.

El problema que he visto en estas tiendas es que como es lógico sólo tienen una unidad de cada producto y es mejor no pensárselo mucho para comprar.

¿Vosotras soléis utilizar este tipo de tiendas? ¿Cuál es vuestra experiencia?

Imagen de Flickr por elfidomx

11-04-14 escrito por ¿Reciclaje? ¿Trueque? ¿Segunda mano? Ideas para la ropa de los peques en primavera

Supongo que lógicamente tiene mucho que ver con el sitio en el que se viva y la climatología, por eso, en mi caso, uno de los momentos más difíciles del año para elegir la ropa (no sólo la de los niños) es la primavera, ya que aquí donde yo vivo la primavera puede ser a ratos fría como el invierno o calurosa como el verano.

 Amaia ya ha desarrollado un gusto propio para la ropa, así que realmente hay pocos problemas. Además continúa creciendo, si bien lo hace paulatinamente y a menor ritmo que Alberto que, este sí, parece que con cada cambio de estación crece más.

¿Reciclaje? ¿Trueque? ¿Segunda mano? Ideas para la ropa de los peques en primavera

 En unos tiempos tan complicados como los actuales, no es ninguna tontería plantearse cuestiones que nos ayuden a gastar menos en la ropa de nuestros hijos sin que esta tenga porque resultar ni de mala calidad ni fea.

 De cara a esta primavera he explorado algunas opciones que quiero compartir con vosotras, en algunas de ellas tengo experiencia y en otras no, pero todas me parecen buenas ideas para vestir bien a nuestros peques gastando lo menos posible.

 La primera por supuesto es el eterno reciclaje. En mi caso, y con Alberto, esto no es posible, al menos de manera directa entre familiares, ya que es el único chico de la familia y no tiene de quien heredar ropa para reciclar. Sin embargo sí que he podido regalar ropa de Alberto, por supuesto en perfecto estado, para un compañero de clase más pequeño de estatura que él. Esta opción, que muchas veces descartamos por pudor o vergüenza, es desde luego muy interesante y puede dar pie al trueque entre particulares.

 El trueque ya no es sólo cuestión de conocimiento personal, ya no se trata sólo de si hay familiares o vecinos con quien poder intercambiar prendas, libros o juguetes, ya que en la red podemos encontrar sitios especializados precisamente en estas cuestiones, existen varios portales muy sencillos de encontrar en las búsquedas  en Internet en los que vamos a poder realizar trueques sin presencia de desembolsos económicos; cambiando ropa por otras ropas  u objetos.

Algo muy similar ocurre con la compra de ropa de segunda mano, y aquí sí que tengo algo más de experiencia. Debemos sacudirnos los prejuicios, ya que hoy por hoy vamos a encontrar tanto en comercios presenciales como en tiendas online una oferta muy amplia de ropa de segunda mano de alta calidad, a precios mucho menores en principio que incluso las rebajas; mi experiencia para alguien que crece tan rápido como Alberto es muy positiva en este sentido y, como poco, recomiendo explorar la posibilidad sobre todo para temporadas como el Otoño e Invierno y con prendas como los abrigos, vaqueros y suéteres de abrigo.

imagen Nemos pixabay.com

Publicado en Familia

Etiquetas: ,
Página 1 de 12512345...102030...Última »